Los critican por vulgares, pero ¿quiénes son en realidad los CUBANOS recién llegados a Miami?

Dos o tres vueltas de cadena al cuello, los tenis Nike y un fajo de billetes en la mano que agita mientras echa gasolina para que en la foto también salga el carrazo. Es Cadenaman, uno de los personajes de la página de Instagram Cubalseros, creada por un joven de Miami para criticar con humor lo que la gente comenta en la calle.

“Tiene un Mercedes y un fajo de billetes en la mano, pero está echando la gasolina más barata”, dice Jorge, quien prefiere mantenerse en el anonimato para que la página, que gana 400 seguidores diarios, siga creciendo.

Cubalseros también tiene fotos de otros personajes como el “Grinch cubano”, que va vestido de verde de pies a cabeza; o las mujeres que están todas “operadas”, con implantes de senos y nalgas de silicona, y que se toman selfies como si fueran las Kardashian, o los cuatro amigos que posan en la arena de Miami Beach y sus trajes de baños son hechos de tela con el diseño de la bandera norteamericana.

Estos ejemplos son una cuestión de mal gusto o de un gusto muy particular, pero cuando se asocian a un irrespeto por las reglas de comportamiento social, ya los calificativos son más severos.

 
IMG_E5657
Cortesía de Cubalseros. Jorge, creador de Cubalseros, dice que no tiene intención de ofender a nadie con su página de Instagram, sino que quiere llamar la atención sobre el mal gusto.

“Yo rechazo este estilo que la nueva generación está teniendo, es demasiado agresivo y vulgar”, apunta Jorge, indicando que estas personas con “el mal gusto en el vestir y en el hablar, le están dando un mal nombre a los cubanos”.

Gritones, vulgares, materialistas, oportunistas, apolíticos son algunos de los calificativos que dirigen a los cubanos llegados en los últimos tiempos a Miami, muchos de la generación millennials, nacidos después de 1980.

Aunque en su mayoría no llegaron en balsa, son llamados “balseros”, un término que ha dejado de referirse solamente a una vía para emigrar a este país en frágiles embarcaciones, y que en un principio calificaba a los que participaron en el éxodo de 1994, para cargarse de un sentido peyorativo.

IMG_E5636
El Grinch cubano, uno de los personajes del creador de la página de Instagram Cubalseros, que recibe fotografías de sus seguidores para que las ponga en las redes sociales.
Cortesía Cubalseros

Jorge, de 33 años, se considera parte de esa generación que hoy es criticada. Se describe como alguien “de la calle”, que en Cuba estuvo en régimen de beca y que vivió más o menos las mismas escaseces que la mayoría. Pero él, artista y diseñador, se distancia de lo que llama a diario “la balseritud” y dice ser “implacable” con esos comportamientos.

“Es difícil negar la forma tan ridícula con que la ‘balseritud’ se comporta”, dice Jorge, quien al “postear” a diario las fotos que le envían sus seguidores no tiene piedad con la exageración en el vestir y señala a aquellos que viven de las apariencias.

“Ellos mismos dicen que las cadenas son falsas y huecas por dentro. Están tratando de demostrar un estatus que al final no es real”.

La discriminación se renueva

Jorge, que llegó a Estados Unidos hace más de una década, confiesa que ha sentido la discriminación –“los celos, la envidia”– de otros hispanos, y que esta no va dirigida solo contra la nueva generación, sino contra el cubano en general.

“Un 50 por ciento viene de las personas que no nos conocen, y otro 50 por ciento es la balseritud, que hace que nos veamos mal. Les estamos dando pie a los demás a que hablen mal de nosotros”.

Uno de los objetivos de Jorge es demostrar que “el cubano es una persona de bien, emprendedor, que nos gusta ayudar y que no todos hablamos de una forma vulgar”.

IMG_E5653
Cortesía de Cubalseros. Jorge, creador de Cubalseros, dice que no tiene intención de ofender a nadie con su página de Instagram, sino que quiere llamar la atención sobre el mal gusto.

One thought on “Los critican por vulgares, pero ¿quiénes son en realidad los CUBANOS recién llegados a Miami?”

  1. Bueno es que es sencillo el 90% o para no ser tan duro el 80% de los balseros y otros emigrantes que USA les abrió las puertas no fue precisamente a las personas más preparadas o estudiadas, ni siquiera eso porque para tener buena educación y respetar principios y conceptos no hay que ser necesariamente universitario, solo digo que el 80% son un tipo de personas que no describan del todo a los cubanos ª!!

Comments are closed.

Translate »
error: Content is protected !!