El piloto que voló de EEUU a Cuba para llevarse a su familia: “Era una locura pero no había alternativa”

El piloto que desertó de la fuerza aérea cubana en un avión caza ruso para llegar a los Cayos de Florida y regresó a la isla para llevarse a su familia le contó al periodista Yusnaby Pérez de Univision 23 los recuerdos de la que fue considerada una hazaña por amor.

ORLANDO, Florida.- Cuando Orestes Lorenzo planeó volar de EEUU a Cuba para rescatar a su familia sabía que había muchas posibilidades de que algo saliera mal pero no dudó ni un segundo al ejecutar su plan porque creía que era la única alternativa que tenía si quería volver a estar pronto con su esposa Vicky Rojas y sus dos hijos.

“Cada día yo me convencía más de que las puertas estaban cerradas y que no había más remedio que ir a buscarlos. Todo el mundo me decía que era una locura y yo sabía que era una locura pero no había otra alternativa”, confiesa el piloto que hoy, a sus 61 años, vive a las afueras de Orlando junto a su familia.

Corría el año 1992 y Lorenzo fue el protagonista de lo que para muchos fue una hazaña de amor por su familia. El piloto, que había desertado el año antes del ejército cubano al huir a los Cayos de Florida en un avión caza ruso llevaba un año en EEUU sin poder reunirse con su familia y estaba decidido a volar de vuelta a la isla para regresar, esta vez con ellos.

“La situación de mi familia es denigrante. Son en estos momentos rehenes del gobierno cubano”, dijo en una entrevista aquel año.

Poco tiempo después de que Lorenzo dejara Cuba, su esposa Vicky había empezado a sufrir presiones y amenazas por parte de las autoridades de la isla, una situación que su esposo no podía tolerar: “Tenía una premonición de que ellos tarde o temprano iban a encontrar una excusa y una manera para poner a Vicky en la cárcel”, le dijo a Univision 23.

Por entonces, EEUU había conseguido una visa de refugiados para su esposa e hijos, pero Fidel Castro les impedía abandonar el país. Y Lorenzo decidió que lo más factible era que él fuera a buscarlos.

Lorenzo desertó de la fuerza aérea cubana en un caza ruso.
Lorenzo desertó de la fuerza aérea cubana en un caza ruso. EFE

Por eso, se sacó la certificación de piloto en EEUU, adquirió una vieja avioneta y planificó el rescate de su familia: “Yo planeo una situación asumiendo que todas las condiciones iban a ser favorables para ellos y no iban a ser favorables para mí. Al final, cuando yo hice mis números, la probablidad de éxito que yo tenía en la operación de recoger a Vicky y los niños era de 10 a 100”, confesó.

Para hacerle saber el plan a su esposa, a través de unas amigas mexicanas que viajaban a Cuba, Lorenzo le envió un mensaje de los códigos que pudieran hablar de la escapada sin ser descubiertos.

El 19 de diciembre de 1992, despegó a bordo de una avioneta Cesna del cayó Maratón y aterrizó en Cuba donde recogió a su mujer y sus hijos en el punto acordado y puso rumbo de vuelta a EEUU, donde ahora vive junto con sus nietos, su mayor orgullo, y Vicky, quien asegura que es la verdadera heroína de esta historia.

Translate »
error: Content is protected !!