Conozca las 5 mejores vistas de La Habana

La Ciudad de La Habana, esconde uno de mejores patrimonios arquitectónicos de región caribeña! Repleta de antiguos esplendores, Esta ciudad posee rincones que vale la pena descubrir! A continuación se muestran las 5 vistas que no podes perderte durante tu visita a la isla.

1-La Plaza de la Revolución

 Con una altura de 112,75 metros hasta la torre de remate y de 141,995 hasta los faros y banderas, el monumento a José Martí constituye el punto más alto de la Ciudad de La Habana. Cuenta con un diámetro total de 78,50 metros. La pirámide, de aproximadamente 28 metros de ancho, cuenta con un elevador interior de 90 metros de recorrido y una escalera de 579 peldaños. En el área de la base del monumento se encuentra el Memorial José Martí, en el que se leen 79 pensamientos martianos grabados con letras color oro, distribuidos en los cinco salones que allí existen. La parte superior es una copia exacta de la planta baja. En el piso están reflejadas las distancias existentes entre el monumento y las capitales de 43 países, así como de 8 lugares del territorio nacional. Desde sus balcones, en días de gran visibilidad, se puede divisar el paisaje habanero a una distancia de 60 kilómetros aproximadamente. Para llegar hasta la cima del complejo monumental, se puede utilizar un elevador o una escalera de 567 peldaños. La estatua de José Martí, que se puede observar desde los bajos y exteriores del complejo monumental, está formada por 52 bloques de mármol y tiene una altura de 18 metros. Allí fue colocada en 1958 y está rodeada de 6 pilares que representan las antiguas provincias en las que se hallaba dividido el territorio cubano, con sus respectivos escudos. Desde 1996 es sede del Memorial José Martí.

2-Bar-Restaurante “La Torre” . Edificio Focsa

 El Edificio Focsa es un edificio enclavado en el barrio El Vedado de La Habana, capital de Cuba. Es considerado una de las siete maravillas de la ingeniería civil cubana. Su construcción duró aproximadamente dos años y cuatro meses. Su terminación en 1956 despertó sensación en la población cubana por su novedad tecnológica y marcó el comienzo de la era de los edificios altos habaneros. Fue construido por el grupo de arquitectos formado por el español Martín Domínguez Esteban y los cubanos Ernesto Gómez Sampera y Bartolomé Bestard.1 La obra se comenzó en febrero de 1954 y se terminó en junio de 1956. El ingeniero Luis Sáenz Duplace fue quién dirigió las obras. Sáenz, Cancio y Martín realizaron análisis del subsuelo, hicieron taladros, estudios geológicos, pozos, pruebas de compresión y de carga directa en el terreno.2 Se consolidó como la segunda construcción más alta de hormigón en el mundo, siendo el Edificio Martinelli, de Sao Paulo, el primero.3 El FOCSA se planteó como una pequeña ciudad, autosuficiente, dentro de otra ciudad. Fue y sigue siendo un edificio donde tienen plena importancia los conceptos sol, luz y ventilación.

El edificio tiene 36 pisos y se basa en las ideas de Le Corbusier de una estructura autónoma dentro de una ciudad. Está compuesto por un total de 373 apartamentos, garajes, una escuela, un supermercado, tiendas y restaurantes. Hay treinta pisos destinados a viviendas, apartamentos, y 9 a usos múltiples.

3-Cristo de La Habana

 El Cristo de La Habana es una colosal escultura que representa a El Sagrado Corazón de Jesús, obra de la escultora cubana Jilma Madera. La estatua fue hecha de mármol de Carrara, el mismo que se utilizó en los monumentos del Cementerio de Colón de La Habana. La imagen tiene unos 20 metros de altura y reposa sobre una base de 3 metros en la que su creadora enterró diversos objetos de la época. Su peso aproximado es de unas 320 toneladas. La estatua está compuesta por 67 piezas que fueron traídas desde Italia, ya que fue esculpido en Roma y allí bendecido por el Papa Pío XII.

La imagen, situada en el poblado de Casa Blanca, en el municipio de Regla, se emplazó en la colina de La Cabaña el 24 de diciembre, Nochebuena, de 1958. Tan solo quince días después de su inauguración, el 8 de enero de 1959, Fidel Castro entró en La Habana después de derrocar al gobierno de Fulgencio Batista mediante la Revolución cubana.

La imagen ha sido alcanzada por rayos tres veces —en los años 1961, 1962 y 1986— antes de que se fuese ubicado un pararrayos.

Esta imagen fue bendecida por el Cardenal Arteaga, el 25 de diciembre de 1958, contra su voluntad, debido a las malas relaciones que tenía el prelado con el dictador Fulgencio Batista, el cual pretendía ganar apoyo popular con la instauración de tan bella escultura. Luego de 1959 fue casi cubierta, exprofeso, con árboles y no era visitable, por estar dentro de una zona militar[cita requerida]. La libertad religiosa de los años 90 y el turismo revocaron esta decisión y en la Semana Santa de 1996 se realizó un viacrucis y un acto de desagravio por unos jóvenes católicos habaneros.

La escultura se encuentra a 51 metros sobre el nivel del mar, lo que permite a los habaneros ver la escultura desde muchos puntos de la ciudad; la figura de Cristo esta de pie con una mano en alto, bendiciendo, y la otra en el pecho mirando hacia la ciudad, a esta obra se le dejaron los ojos vacíos para que diera la impresión de mirar a todos desde cualquier lugar que fuese observado. Desde el emplazamiento del Cristo de la Habana se aprecia una vista de toda la ciudad de La Habana.

4-Castillo de los Tres Reyes Magos del Morro

El castillo de los Tres Reyes del Morro, también conocido como castillo del Morro, es el símbolo junto con el Capitolio y la Giraldilla de La Habana, trazado por el ingeniero Juan Bautista Antonelli en 1585 durante el periodo imperial español, su posición estratégica en un cerro fue reconocida casi tan pronto como el puerto de la Habana empezó a adquirir la importancia estratégica que tuvo en la provincia de ultramar española. En los años 90 se trabajó en el rescate y preservación del sistema de fortificaciones de la ciudad, pasando estas a desempeñar nuevas funciones. El castillo del Morro mantiene desde entonces una activa vida, sus salones funcionan como galería y en sus espacios una animada vida cultural no cesa. A su vez dos restaurantes (Los Doce Apóstoles y La Divina Pastora) y un bar se albergan en sus antiguas baterías con extraordinarios panoramas del litoral habanero.

5-“Palaciego Roof Garden Restaurant” Hotel Mercure Sevilla La Habana

El Hotel Sevilla tiene una gran ubicación, en el Paseo del Prado. El hotel tiene una bella arquitectura inspirada en Andalucia y una interesante historia (fue construido por la cadena norteamericana Biltmore y aparecia en el libro Nuestro Hombre en La Habana de Graham Greene).

 

Translate »
error: Content is protected !!